Una condición humana


y él dijo:

“¿Qué me importa de tu cordura? ¡Sé bella! ¡Y sé triste! Que el llanto al rostro le agrega hermosura como el río al paisaje; augura la lluvia a la flor más encanto. Te amo cuando ya no difunde alegría tu ceño airado; cuando tu alma en horror se hunde; cuando en tu presente se infunde la nube feroz del pasado.”

Charles Baudelaire

frg. de Madrigal triste

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s