Pesadilla original


La miniatura colgada encima de mi cabeza era un raro objeto metálico de líneas cortantes y punzantes en forma de cruz.

Una noche el hombre que estaba pegado a la cruz se despegó de ella, y al moverse iba dejando un halo verde-amarillo de energías detrás de él. Con su piel bronce cayó sobre mis ojos cerrados, se paró sobre mi cara, se sentó en mi nariz y me miró. Cuando abrí los ojos decidida a despertar pero asustada, el logró inmaterializarse para entrar y no lo vi nunca más fuera de mí.

Por años pensé que había sido poseída en una pesadilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s